Agile inception: una buena práctica en la iniciación y reorientación de proyectos y productos

Agile inception es un concepto introducido por primera vez en el libro The Agile Samurai, de Jonathan Rasmusson. Esta práctica deriva de los workshops de reflexión estratégica, los cuales son algo más maduros, cabe reconocer.

Esencialmente se trata de técnicas de conceptualización que deberían emplearse en el proceso de iniciación de un proyecto para aumentar la probabilidad de éxito del producto resultante. Estas técnicas se pueden usar igualmente para clarificar la estrategia (misión, visión y propuesta de valor) del proyecto de empresa de cualquier compañía; o bien, para reorientar proyectos de cualquier índole. El principal objetivo del agile inception es construir una visión completa sobre el concepto de producto y que además no caiga en sesgos personales, es decir, que esa visión sea compartida y comprendida de idéntica forma por los principales interesados.

Algunos agilistas consideran que esta conceptualización en el arranque de un proyecto no es necesaria. Ya se sabe que el agilismo es sinónimo de adaptabilidad y que, en cada iteración, contaremos con actividades de análisis que supuestamente generarán el feedback necesario para construir la visión de forma incremental; y que nos adapataremos para cumplirla.

Este es el preconcepto de que lanzamos un misil que automáticamente corrige su trayectoria hasta dar con el blanco; algo más efectivo que el predictivo y precalculado tiro de un cañón.

¿Pero qué sucede si apuntamos adecuadamente con el misil antes de lanzarlo? Con menor esfuerzo y menos tiempo logrará su objetivo.

Esta eficacia inesperada es lo que engancha a quienes han tenido la experiencia de un agile inception en carnes propias. No sólo recomiendan su práctica por los enormes beneficios que aporta, sino que además la comparten en público. En este sentido sólo puedo agradecer a los chicos de Wiseri, un portal de empleo centrado en nuevas tecnologías, que compartieran con todos los presentes su experiencia en una sesión que he moderado en el Agile Open Space 2011.

La utilidad del agile inception viene fundamentada, desde mi punto de vista, por los siguientes aspectos:

  1. Distintos stakeholders tienen distintos intereseses y necesidades sobre un producto o proyecto concretos. Generando la conversación adecuada entre ellos, emergerán aspectos que de otra forma podrían haber quedado descuidados.
  2. Hay requerimientos y necesidades difíciles de explicitar. Hay necesidades que a veces son difíciles de comunicar, en ocasiones, incluso porque a veces no somos conscientes de las mismas. Mediante técnicas como el inception podemos lograr que emerjan a la superficie.
  3. El proceso de comunicación suele ser imperfecto. Con una misma frase, dos personas pueden entender cosas completamente distintas. Es necesario trabajar en profundidad el concepto de un proyecto para asegurar una visión y comprensión común.
  4. El Agile Inception permite poner en valor nuestro expertise. Se trata de una oportunidad única para aportar valor añadido a nuestros clientes y mejorar la calidad de las relaciones, consiguiendo que el producto se centre en lo que el cliente necesita en lugar de en lo que dice que necesita.

Espero que con esta entrada te haya suscitado interés sobre el tema. Si quieres saber más, sólo tienes que esperar a futuras entradas. Si te corre algo más de prisa, lee esta entrada que te recomiendo del blog de Arturo Herrero: Agile Inception.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alfons Corrales
About Alfons Corrales 28 Articles
Interesado en Management, Innovación, Implantación estratégica, Gestión del cambio, Balanced Scorecard, Project Management, Scrum & Agile, ITIL y Tecnología.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. D4D: Desarrollo de producto ágil innovando desde el cliente | Re-inventa

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*



*