Construyendo el Pep Team

Pep Guardialo - Los secretos de las seis copas (Portada de El Mundo Deportivo)Desde que el F.C. Barcelona consiguió el triplete en la temporada 2008/2009 quería escribir esta entrada. Tras la excelente finalización de esta temporada 2010/2011, parece que el momento oportuno ha llegado.

Sin lugar a dudas Pep Guardiola se ha forjado como un líder que pasará a formar parte de los anales del deporte por todos los éxitos que ha cosechado y la forma en como los ha conseguido. Tampoco se puede cuestionar que muchos de los principios de gestión de equipos que aplica son trasladables a otros ámbitos, como el empresarial. De hecho, pueden encontrarse multitud de libros y miles de entradas en la blogosfera sobre el tema.

En esta línea, voy a enumerar algunas de las claves que, en mi opinión, deben remarcarse de su labor como ‘director de orquesta’:

  • Rechazo firme a los individualismos: Si recordamos el Barça a su llegada, más que un equipo era un popurrí de individualismos, con algunos jugadores que se habían convertido en ‘vacas sagradas’. Desde el primer momento Pep se mostró firme en que el camino debía ser construir un bloque sin fisuras que trabajase por el interés colectivo, el del equipo, no el individual. Este hecho le llevó a enfrentarse con algunos iconos del equipo, demostrando con autoridad que nadie es imprescindible.
  • Disciplina férrea: Ahora puede que haya caído en el olvido, porque el equipo se ha disciplinado enormemente desde su llegada, pero al inicio eran bien conocidas las numerosas sanciones económicas que tuvo que imponer a jugadores que no respetaban las normas (como por ejemplo, la puntualidad en los entrenamientos).
  • Empatía y cercanía: Pep siempre ha demostrado conocer bien a todos sus jugadores y a saber perfectamente cual era su estado de forma, anímico y personal. Asimismo, es una persona que mantiene comunicación constante con todos los miembros de su equipo. No en vano, la prensa se hizo eco en su habituales charlas telefónicas con todos los jugadores, fuera del entrenamiento, incluso en horarios vespertinos. Este hecho, sumado a su excelente capacidad de comunicación, le convierten en un motivador nato.
  • Humildad y prudencia, dos virtudes fundamentales para la gestión de riesgos y para la gestión de las expectativas. Si por algo se caracteriza Pep es por no vender la piel del oso antes de cazarlo (por muy probable que sea el éxito de cazarlo), por no dejarse llevar por la euforia y por mostrarse siempre humilde y respetuoso ante y con sus rivales. Esta actitud genera un estado de alerta en el equipo que ocasiona un elevado nivel de fiabilidad en la consecución de los resultados.
  • Ambición, perseverancia y autocrítica como bases de la mejora continua: En algunos partidos puede haber resultado chocante que, después de ganar por un abultado resultado, se mostrase crítico con la actuación del equipo. Siempre que detecta algún error o algún área de mejora lo transmite abiertamente, incluso ante los medios, e inmediatamente se pone manos a la obra para subsanarlo.
  • Visión de largo plazo: El Barça de Pep siempre se ha mostrado fiel a su estilo incluso en aquellos momentos más difíciles, en que parecía que el éxito a corto plazo era más fácil de lograr renunciando a la filosofía de juego habitual. Esta coherencia hace fuerte al equipo, generando una unidad inquebrantable de la visión de los jugadores sobre cuál es el camino a seguir y cómo debe conseguirse.
  • Gran calidad humana: Como todos los grandes líderes, Pep cuenta con una calidad humana y unos valores que trascienden lo estrictamente profesional: honestidad, justicia, templanza, prudencia, etc. Creo que en este sentido no hay discusión en que la calidad moral es lo que distingue a un líder de alguien con grandes dotes de persuasión. Asimismo también considero que debe destacarse que busca que todos sus colaboradores y los jugadores de su equipo compartan una serie de valores fundamentales.

En esta entrada he querido centrarme únicamente en aquellos factores que considero que más directamente han contribuido a construir un equipo de alto rendimiento con una motivación superlativa. Así, es probable que el lector eche en falta otras virtudes de Pep, y es que hay unas cuantas que se quedan en el tintero como: su excelente capacidad de comunicación; que conoce los detalles del trabajo de su equipo, porque antes de entrenador, fue jugador; que se ha hecho rodear por un gran equipo técnico (a nivel deportivo, médico, etc.); que se responsabiliza personalmente de los errores y malos resultados mientras que atribuye los éxitos al equipo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alfons Corrales
About Alfons Corrales 28 Articles
Interesado en Management, Innovación, Implantación estratégica, Gestión del cambio, Balanced Scorecard, Project Management, Scrum & Agile, ITIL y Tecnología.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*



*