Smart packaging

El envase antigoteo de la Granja San Francisco: un envase inteligenteEs bien sabido que uno de los elementos más importantes para denotar diferenciación entre productos similares es el envase. Dentro de la tendencia actual del marketing de percepciones, los consumidores escogen los productos más por sus valores emocionales o externos que por su utilidad. En este sentido, el envase, junto con el diseño, juegan un papel fundamental como valor promocional y de imagen; en especial en la actualidad, donde más de un 50% de las decisiones de compra se toman en el propio punto de venta.

Para que un envase pueda considerarse un smart package (envase inteligente), debe contar con seis características fundamentales:

  1. Marcar la diferencia: debe hacer que el producto destaque sobre el resto de la misma gama.
  2. Ser rentable: siempre debe tenerse en cuenta el sobrecoste que implica su producción.
  3. Ser viable: el diseño no debe ser tan complejo como para no poder fabricarse.
  4. Ser útil para el consumidor: debe permitir mejorar la experiencia del consumidor, por ejemplo, aportando soluciones a problemas del actual envase.
  5. Optimizar la distribución: el diseño debe facilitarle el trabajo a nuestros distribuidores.
  6. Informar y promocionar: el envase debe incluir elementos de información y promoción que hagan que el consumidor se decante por el producto.

En esta línea, para lograr un envase que consiga marcar la diferencia, deben tenerse en cuenta cuatro elementos que configuran la atractividad de un envase:

  • Funcionalidad: como ya hemos comentado, el envase debe ser útil y práctico, facilitando el uso del producto y mejorando la experiencia del consumidor.
  • Romper con tendencias sectoriales: por ejemplo, en algunos sectores los productos siempre están asociados a algún color determinado. Romper con esta tendencia favorece la diferenciación del envase y del producto.
  • Ser sugerente: en algunos sectores la compra de un producto depende en gran medida del atractivo del envase, como en perfumería, en que los frascos llegan a convertirse en objetos de colección.
  • Innovación: con el tiempo, los consumidores acaban por cansarse de un mismo envase. Convienen innovar en la presentación del producto.

Algunos envases excelentes que han repercutido en las ventas de las compañías que los han desarrollado son el “abre-ras” de espárragos la Carretilla y el sistema antigoteo de la miel Granja de San Francisco. Sin duda, ambos demuestran la importancia y la eficacia del empleo de envases inteligentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alfons Corrales
About Alfons Corrales 28 Articles
Interesado en Management, Innovación, Implantación estratégica, Gestión del cambio, Balanced Scorecard, Project Management, Scrum & Agile, ITIL y Tecnología.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*



*