Trasladando el manifiesto ágil a los servicios

Entré en contacto con el agilismo hace relativamente poco, en 2009, pero rápidamente me convertí en un entusiasta (y crítico) propulsor de su metodología, entusiasmado por la filosofía y principios subyacentes.

Es necesario destacar que tuve algunas reticencias y muchas dificultades para trasladarlo con una plenitud certera a la práctica hasta que entré en contacto con Ángel Medinilla, sin duda uno de los mayores evangelizadores y gurús del tema en España. Muchas gracias Ángel, sin duda has influido enormemente en mi visión de cómo debe enfocarse la gestión de proyectos en el siglo XXI.

En esta ocasión el evangelizador soy yo. Las metodologías agiles de gestión de proyectos se conocieron como tal para la elaboración de software, a pesar de estar inspiradas en Deming y en prácticas de un sector tan industrial como es la automoción (léase Toyota). Ahora ha llegado el turno de trasladarlas a los servicios en general. Para ello quiero traducir el manifiesto ágil a los servicios:

Estamos descubriendo formas mejores de ofrecer servicios, tanto por nuestra experiencia como ayudando a terceros. Mediante este trabajo hemos aprendido a valorar a:

  • Las personas y las interacciones, por encima de los procesos y las herramientas
  • Servicios que satisfacen, por encima de informes exhaustivos
  • Colaboración con el cliente, por encima de negociación contractual
  • Respuesta ante el cambio, por encima de seguir un plan

Así es, aunque valoramos los elementos de la derecha, valoramos más los de la izquierda.

Los doce principios son:

  1. Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de valor.
  2. Aceptamos que los cambios en requerimientos, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos Ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente.
  3. Entregamos soluciones funcionales frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, con preferencia al periodo de tiempo más corto posible.
  4. Los responsables de negocio y los ejecutores trabajamos juntos de forma cotidiana durante todo el proyecto.
  5. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo.
  6. El método más eficiente y efectivo de comunicar información al equipo de trabajo y entre sus miembros es la conversación cara a cara.
  7. Los productos, servicios y soluciones que satisfacen son la medida principal de progreso.
  8. Los procesos Ágiles promueven el desarrollo sostenible. Los promotores, desarrolladores y usuarios debemos ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño del producto o servicio mejoran la Agilidad.
  10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos auto-organizados.
  12. A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alfons Corrales
About Alfons Corrales 28 Articles
Interesado en Management, Innovación, Implantación estratégica, Gestión del cambio, Balanced Scorecard, Project Management, Scrum & Agile, ITIL y Tecnología.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*



*